Google, Netflix, Intel, todas estas son empresas que se volvieron famosas y cultivaron fortunas increíbles porque desafiaron lo que en su tiempo se consideraba el estado del arte respecto a la tecnología. Su estilo de compañia start-up los sacó de problemas que parecían imposibles de cruzar, e inspiraron la ola de emprendedurismo actual, encabazada por millenials y aficionados de la teconogía (o techies, su apodo en inglés). Sin embargo, crear una startup y crear una compañía estándar son cosas que la mayoría confunde, y se definen por las herramientas que utilizan para organizarse internamente. Hoy daremos un vistazo a una de ellas.

Photo by You X Ventures / Unsplash

Los OKR (Objectives and Key Results, por su traducción, objetivos y resultados clave) son herramientas para la definición de objetivos. Se basan en la creación de metas en la empresa que sean factibles de realizar, pero empujen a todo el equipo fuera de su zona de comfort, propiciando una mejor continua y la resolución de problemas. Eso, en pocas palabras, es la esencia de la startup. Mejora y experimentación continua.

De forma más específica, los OKRs son enunciados u oraciones, que definen dos cosas: la acción a realizar, y los resultados que se esperan de esa acción.

La primera parte consiste de una acción, en general poco específica, pero altamente motivadora, y que demuestre la disposición de le empresa de mejora continua. Pensemos en cosas como “Crear una interfaz de usuario impresionante” o “Proveer un mejor servicio de entregas de nuestra aplicación”. Esta es la parte cualitativa.

La segunda parte del OKR es la parte cuantitativa. Aquí establecemos la métrica que nuestro objetivo debe cumplir, lo que nos dirá si tenemos éxito. Recordemos: si no puedes medirlo, entonces no interesa. Normalmente son KPIs u otras métricas por las que la empresa se preocupa. Siguiendo los enunciados presentados en el anterior párrafo, la segunda parte sería “que aumente a 20,000 la cantidad de usuarios de nuestra aplicación” y “que incremente el ratio de recompra de nuestro producto en un 10%”, respectivamente. Pueden haber más de dos métricas, aunque lo ideal es enfocar un OKR a algo en específico, y tener todo claro.

Un OKR normalmente tiene un tiempo de vida entre 1 mes y 1 año, aunque lo normal es encontrar OKR de 3 meses. Durante esos tiempo se persigue el objetico propuesto y se revisan periódicamente los avances que se tengan.

Definición de OKRs

La definición de OKRs sigue un proceso similar a otras metolodǵias, como SCRUM. Es un proceso iterativo, donde, al principio, se realiza una lluvia de ideas durante 30 min para establecer las directrices que contendrán los OKR. Seguido de esta sesión, pasamos a definir propiamente los OKR.

Tomamos hasta 120 min refinando los objetivos que perseguiremos en nuestra empresa, cambiando palabras y verbos hasta que estén alineados a la visión de la start-up. Recordemos que los OKRs definidos se perseguirán por meses, y desafiarán las capacidades y competencias del equipo de desarrollo.

Respeta el tiempo para definir los OKRs. Tanto la planeación como el desarrollo requiere de un periodo de tiempo necesario para lograr los objetivos.

Finalmente, se procede al desarrollo. Una cuestión a tomar en cuenta es que si los OKRs parecen demasiado fáciles o el equipo de desarrollo los considera alcanzables, entonces hay que hacerlos más difíciles.

Cada cierto tiempo (los denominados checkpoints), se medirá el éxito parcial de los OKR. Como muchas metodologías ágiles, es importante detectar problemas en etapas tempranas y pivotear para cumplir con la expectativas. La medición del éxito se evalúa de 0 a 1, considerando 0.7 de calificación como el punto en donde se considera que el OKR se ha cumplido. ¿Y cómo saber qué puntaje se tiene? Buena pregunta. Se toma el porcentaje de éxito en las métricas que detemrinandmos en la segunda parte dle OKR: si establecimos un 10% de crecimineto de usuarios y poseemos 8%, entonces nuestra calificación será 0.8, respectivamente.

Tips

Veamos entonces algunos consejos para la definición de nuestros OKRs:

Los OKRs deben estar orientados hacia el usuario final de tu productos o servicio. El cliente, los negocios a los ue le venden, los usuarios de tu aplicación, etcétera. Debemos hacer algo impresionante para ellos, ya que en el futuro tal esfuerzo nos será remunerado.

Los OKR no son tareas a realizar. Para definir existen otras metodologías como SCRUM o LEAN. Los OKR son una guía para llevar a la empresa a lograr sus objetivos y visión.

Se debe medir la respuesta generada por lograr el OKR, no el producto de tal acción. En español, si completaste el rediseño de la interfaz de tu aplicación, bien, pero el OKR no está considerado como exitosos hasta que tal interfaz nos produzca más usuarios concurrentes (o cualquier otra métrica elegida en el OKR).

Algunos elementos que deben poseer los OKRs: Objetivos claros, inspiradores, públicos, medibles y diseñados para desafiar al qeuipo de desarrollo, haciéndoles perder el miedo al fracaso. Imagen tomada de https://www.projectmanager.com/blog/what-is-okr

Da una recompensa a las personas y equipos que completen los OKR. Estos objetivos nos ponen fuera de la zona de comfort, y no podemos esperar que nuestros colaboradores realicen tales tareas sin esperar nada a cambio.